top of page
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
LOGO GIGANTE WLS-4.png
  • Foto del escritorWe Love Social

10 libros para 2020 - Parte III

Por: Francisca Domínguez (@kikadominguez)


¿Hay algo mejor que sentarse al solcito en un día frío, con un café y un libro? Desgraciadamente, mi desafío de leer 10 libros en 2020 se terminó antes de que llegara el invierno, pero la cuarentena en pleno verano sin patio ni piscina me obligó a adelantarme.

No me quejo, ahora me queda todo el resto del año para seguir la larga lista de libros pendientes, y toda esta “nueva normalidad” de la que hablan los políticos en la tele me hace pensar que tiempo habrá de sobra.


La Catedral del Mar – Idelfonso Falcones

Para quienes ya leyeron “Los Pilares de la Tierra”, este libro va a ser un poco decepcionante. Al igual que la novela de Ken Follet, “La Catedral del Mar” cuenta la historia de una serie de personajes en torno a la construcción de Santa María del Mar en Barcelona en el siglo XIV. ¿Suena parecido o no? Sin embargo, para quienes viven por la ficción histórica, éste es un imperdible. Ahí donde Falcones queda corto en el desarrollo de sus personajes y en una narrativa un poco predecible, los hechos históricos y la vida en la ciudad costera española en la Edad Media sale a brillar.

La historia sigue primero a Bernat Estanyol, un siervo feudal que, tras ser objeto de múltiples injusticias, decide escapar junto a su hijo recién nacido a un oasis de la libertad que llaman Barcelona. Allí todos son ciudadanos libres, pero al poco tiempo Bernat descubre que la libertad no siempre va aparejada con la justicia. Es su hijo, Arnau, quien se transforma en el protagonista de esta historia y quien nos va adentrando en las distintas formas de vida de la época: el aprendizaje de oficios, la comunidad de los bastaixos, el poder de la Iglesia y la Inquisición, la llegada de la peste negra, el rol de los judíos, entre otros.

Es un libro que trata de abarcar muchos hechos y datos históricos en pocas páginas y que, para mí al menos, deja mucho que desear en la parte de “novela”. De todas formas, no es un mal libro si se quiere aprender un poco más de la época feudal en España y los indicios de una ciudad independiente que tantos dolores de cabeza le genera al Gobierno central español en la actualidad.


Nunca Me Abandones – Kazuo Ishiguro


Remontémonos a 2010. Ahí estoy yo en el cine con mi madrina. Llorando, creo. Ese día salí de la sala después de ver “Nunca Me Abandones” (basada en el libro de Ishiguro en la que actúan Carey Mulligan, Andrew Garfiled y Keira Knightley) pensando que era una de las películas más lindas que había visto. No quería matar la magia. Creo que por eso me demoré diez años en tomar el libro del ganador del Nobel de Literatura. La magia sigue ahí.

Kathy, Ruth y Tommy viven en un internado llamado Hailsham en la mitad del campo inglés. Juegan como cualquier niño, se pelean como cualquier niño, crecen como cualquier niño y se enamoran como cualquier niño transformándose en adolescente. Pero poco a poco nos damos cuenta de que no son como tú o yo. No pueden tener hijos, no tienen padres y tampoco un futuro prodigioso al que aspirar. No es hasta después de que salen del colegio y entran al mundo real que empiezan a unir hilos y comprender para qué fueron traídos a este mundo: para donar órganos.

Obviamente, ésa no es la parte linda de esta historia. Lo que realmente me gustó fue la forma de contarla. Este gran experimento que parece ciencia ficción queda en segundo plano a la cotidianeidad de la narrativa. Kathy, Ruth y Tommy piensan y actúan como cualquiera de nosotros y el triángulo amoroso entre ellos es el motor de la novela. ¿Son clones o personas de verdad? ¿Acaso importa? La condición humana está dada por otras variables, insinúa Ishiguro.


La Edad de la Inocencia – Edith Wharton

Me costó mucho creer que Edith Wharton haya escrito esta novela -ganadora de un Pulitzer, nada menos- en 1920, con una mirada tan crítica e irónica (me sacó risas) de las a veces ridículas normas sociales que controlaban a la élite neoyorquina de fines del siglo XIX y principios del XX. Una sociedad que “teme más al escándalo que a la enfermedad”. Y es justamente el “qué dirán” el gran villano de esta historia, que impide al protagonista, Newland Archer, dar el paso que le permitirá ser feliz.

Newland Archer es un hombre moderno, con ideas vanguardistas respecto a la libertad de la mujer. Está confiado en que su prometida, la perfecta May Welland, además de ser la candidata ideal según su rango y apellido, tiene escondido un lado intelectual que la etiqueta social no le permite mostrar y que él está dispuesto a sacar a flote. Sin embargo, al tiempo en que va descubriendo que detrás del “velo de las buenas formas” de su amada no hay más que vacío, la prima de ésta, la Condesa Ellen Olenska, llega a su pequeño y exclusivo círculo a escandalizar a las señoras con su “modo europeo” y a moverle el piso a Newland.

Al estilo de las novelas de Jane Austen, el amor y la pasión se expresa en palabras, suspiros y sonrojos, y el contacto físico nunca llega más allá de un apretón de manos -con guante incluido- o un beso que dura menos que un candy. Aún así, el desenlace de este triángulo amoroso -en el que el protagonista debe decidirse entre el deber y el deseo- nos mantiene en suspenso hasta la última palabra (no es una exageración).

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page